Bueno, llegó la fecha , segundo fin de semana de agosto, y la incertidumbre se disipó, tuvimos triatlon en Aranda de Duero. Si, por fin, ya que el año pasado todo quedó en agua de borrajas y la segunda edición tuvo que suspenderse, recordarlo, por uno de esos incendios que devastan nuestra piel de toro. Así que el II Jabalímán, a escena.

Llegué con Sara a última hora de la tarde del viernes a Aranda y derechos al Parque de los Barriles. Allí nos recibe un Diego Velázquez en su línea, parecía llegar derechito del andamio, ( y nunca mejor dicho, pues acababa de montar los boxes con sus aparejos de constructor, jeje) y con una brecha considerable en la frente, fruto de su bregar.

Con los pantalones llenitos de cal y la camiseta con lamparones, nos sorprende, (bueno a nosotros particularmente no), con uno de sus improvisados breefings en el que suelta alguna de sus perlas tales como “al que lo pille haciendo drafting lo bajo de la bici a ostias y luego rifamos el material”. Risas por un lado y caras de estupor por otro; y entre arenga y arenga, un trago del porrón.

Los tres primeros: Sergio Bueno, 3º, Arichuluaga y De Torres, 1º

Sara en el repecho del avituallamiento con su nueva Ceepo Stinger.

Parece todo como de chiste, pero la realidad no es tal. El triatlon es serio, riguroso, y todo planificado y trabajado a conciencia, sin alardes, pero con cariño y dedicación, eso se nota.

Vanessa Larrosa, 2ª y finisher en Hawaii 2008, Sara Fernández , 1ª

A mi me gusta este triatlon. Parece que vuelvo a mis orígenes, casi todos nos conocemos, nos ayudamos en lo que podemos, nos saludamos, nos pasamos agua en carrera, nos animamos. Que queréis que os diga, muchos estamos hartos de tanta displicencia de los triatletas (algunos) de nuevo cuño, que no conocen la tradición de este deporte y adoptan actitudes más propias del futbolero tramposo que del deportista afecto al fair play.Y, la leche, de eso se harta uno. Porque, por ejemplo aquí, aunque vayas a ganar, ni siquiera sabes que premio te llevarás y aún así sufres más y aceleras, eso es esencia, claro está.

A los que estuvieron en el II Tri Extremo de Aranda, JabalíMan, pues los admiro, simplemente por haber estado allí, y ya se que tipo de personas son. Y yo espero poder reunirme con ellos muchos años más, y si alguna vez ya no puedo correr, poder ir cada año por allí a darme una vuelta.


Cendón el incombustible y Sarita

Este año, si, este año disfrutamos del Jabalí y hasta pudimos volver a hacernos las fotos con el bicho disecado. Una tradición que esperemos, dure.

La clasificación completa, aquí

Compartir: