Domingo de enero, menos frío del esperado y tregua que nos da la anunciada lluvia. De esta manera, podemos desarrollar los entrenamientos programados, macroentrenamientos ó megaquedadas, como los atletas de la cuadra los suelen denominar.

Para empezar, matinal de cuestas en el Bosque. Los circuitos ,más largos que de costumbre, con un prólogo en cada tramo por la Colina Volodalen, (me gusta bautizar los circuitos, y a esta subida la motejo así por su piso, de hojas de pinos y musgo, rememorando los circuitos del maestro Olander allá en el mítico centro de entrenamiento sueco de los años 50- 60) .

Cada circuito , tiene numerosos toboganes, y una colina final cambiante, a la que también apellido de forma distinta… la Colina Viren, (por el finlandes volador de los 70), o la Colina Elliot, (por el plusmarquista de la milla de los años 60, discípulo de Cerutti en la ciudad australiana de Portsea. Os dejo algunas imágenes de estos tramos, tapizados de hierba y hasta musgo, entre pinos.

Al terminar ,los juniors se han querido fotografiar con el Mitiko, uno de los triatletas más queridos y singulares de nuestro club.

Y para completar la mañana, algunos han rodado por espacio de un par de horitas por las carreteras de la comarca. Como les he dicho a algunos, “esto no es Bambi”. Seguid entrenando!!
Compartir: