Los malos tiempos siempre preceden a los buenos, sobre todo porque son reveladores. Al menos así lo deseo.

Hoy es un día duro, pero miraremos adelante.

Compartir: