Me encantó la camiseta que lucían en Altea mis amigos Pepo y Javi Abel. Era del Ironman de Zurich y en sus espaldas, frase lapidaria: “La vida es simple: nada, pedalea, corre, come y duerme”… y como diría Aitor R de Zárate, …“y vuelve a empezar”. Demasiado bonito para ser verdad, aunque a veces, como en nuestros “retiros” de Pozo Izquierdo, lo hayamos vivido en nuestras propias carnes.

A veces simple, a veces complicado. Complicado sobre todo para perfeccionistas. Como nos dice Alvaro Velázquez a un grupo de amigos, “cuando me saturo de entrenar me pregunto por qué razón hago triatlon, si solo hiciera un deporte y no tres mi vida sería mucho más fácil”

Y qué razón tiene. Pero la vida no tiene por qué ser fácil, y existe la aventura y el reto personal, sentirte diferente y libre. Por eso mismo él y cada uno de nosotros seguimos cada día buscando nuestra particular realización vital… y nada mejor para ello que nadar siempre que se pueda, pedalear cuando el sol nos abraza ó correr en cada amanecer ó atardecer.

Buen fin de semana!!

Compartir: