En invierno conviene no preocuparse mucho por lo que sucederá a la vuelta de la esquina. Conviene vivir el día a día y concentrarse en pequeñas cosas, en mantener la cohesión del grupo,en ir día a día, sesión a sesión. Invierno, tiempo efectivo y esencial para mejorar, mirar hacia delante con vocación de pura resistencia ; recordar , si, pero siempre mirar adelante, más allá de dónde alcanza nuestra vista o la inmediatez. Preocuparse por lo que pasará pasado mañana es inefectivo.

Entrenamos. Seguimos viviendo. Por tanto, los problemas importantes de la Vida con mayúscula no llegan a nuestra existencia, eso es algo que tenemos que agradecer; aunque llueva, aunque el frío nos congele y no consigamos ver el sol en días consecutivos.

Entrenad, chicos, seguid entrenando, eso es lo único que nos mantendrá unidos y motivados, recordad que a veces perderemos, otras ganaremos, pero que la vida es una carrera de fondo en la que , a largo plazo, solo sobreviven los resistentes y perseverantes.

El invierno es ese tiempo en el que los que resisten obtienen un fruto meses y sobre todo años después;sucesión de las estaciones, años y lustros. Paradigma de vida.

Compartir: