El gran día del Ironman de Hawaii está ya a la vuelta de la esquina: la distancia más excitante del triple deporte, en el espectacular escenario de Big Island está ahí, esperando, y casi dos mil triatletas están preparados para liberar una incuantificable energía. La mezcla única en Kona de calor, humedad y vientos cambiantes elevan la carrera a un nivel extremo.Rara vez la carrera es previsible, casi nunca la distancia se convierte en “suave” o suele perdonar el atrevimiento ó la desconsideración hacia ella… Debido al simple hecho de que la isla se calienta de forma extrema durante el día, los vientos serán despiadados normalmente, cambiantes e imprevisibles.

Dejemoslo ahí. En esta prueba se trata de coronar a los mejores. De hecho, los mejores son los que brillan aquí. Los que saben gestionar sus fuerzas, los que se aclimatan, los que emocional y físicamente alcanzan el cenit y saben y pueden entender la carrera. No es fácil… y se necesita experiencia.

No solo los profesionales brillan. Hay mucha más carrera, mucho más triatlon y también muchas más cosas que no son solo triatlon. Por supuesto, hay un montón de batallas escondidas, de duelos fantásticos , por ejemplo y a nivel deportivo, para ser el mejor age group. Las luchas en grupos de edad son cerradísimas, y las historias que se forjan en estas categorías, realmente bellas.

Bellas historias que no pueden quedar en el olvido de los que amamos esta prueba. Como tampoco puede olvidarse al fundador, John Collins y a su mujer, Judy.

Los age goups forjan bellísimas historias de amor por el Ironman y superación personal: como por ejemplo Cherie Gruenfeld, con sus siete victorias en grupos de edad, un récord en la carrera , con su generoso espíritu aparte, donando su tiempo para una fundación de niños sin techo.

¿ Y qué hay de Rigsbee y sus seis victorias en grupos de edad y un record ? Y Donna Kay-Ness y sus dos records ? Robert McKeague, que debe haber viajado en la máquina del tiempo para obtener su camiseta de finisher con más de 80 años de edad …

No hay una buena razón para dejar en el olvido a Ethel Autorino, junto a Sister Madonna Buder, dos mitos en los grupos de edad más avanzados femeninos. Por otra parte, que podría justificar dejar fuera de Laura Sophiea, que rompió la increíble racha de Missy LeStrange , 10 años de victorias consecutivas en uno de los duelos más cerrados en la historia del Ironman de Hawaii?

No podemos reunir en una lista a todos los héroes, pero esto es una muestra. Pero… ¿por qué no Marc Herremans ? regresa en el 2002 para ganar la división para sillas de ruedas, cuatro años más tarde de aquel increible top 10 y un futuro magnífico como profesional. Esta historia no tiene parangón y es ejemplificante. Por no hablar de Sarah Reinertsen, la primera amputada por encima de la rodilla , que finalizó en 2005

Afortunadamente para nuestro deporte, el Ironman atrae a gente maravillosa que brillan en muchos frentes; no podía ser de otra forma, los ironmanes son gente especial, que dan mucho a cambio de muy poco. Por eso, para mi en cierta manera es frustante elaborar una lista de este tipo, porque la generosidad, el carácter, el coraje y el espíritu, se pueden encontrar en abundancia en todas las páginas de resultados de la historia de la prueba.

Disfrutad con el previo y con esta mágica prueba, en el día D, hora H.

Compartir: