Llevo ya casi ocho días en cama, casi sin levantarme. Muchos me llamáis y no cojo el telefono, ni siquiera respondo a correos y sms. Lo siento. He estado absolutamente en tinieblas, por una cefalea espinal, provocada por una infiltración. Así que reposo absoluto , y ya los últimos días, algo de trabajo , pero muy despacio, poco a poco, dosificadamente, esquivando mareos y dolores.

He dormido mucho. He soñado mucho, y me he mantenido entre el sueño y la vigilia, en un estado ambigüo, durante días. Ya estoy mejor. Prometo en pocos días estar más con vosotros, tanto en el ciberespacio, como de manera presencial, con todos aquellos que habitualmente compartís mi entorno… pero muy poco a poco y sin prisas.

Y esto juro que lo soñé también estos días, entre las brumas de mi mente aturdida. Aunque, asimismo, lo viviera ese mismo día del 2007 . Sueño y realidad al tiempo,ilusiones y cotidianeidades, en esto consiste la vida.

Hasta muy pronto, cuidaros ahí fuera.

Compartir: