Un clásico del verano. Luchando contra el calor, asfixiante y agobiante que padecimos en la península este sábado. Aún así, no se para de entrenar.

Acogimos a triatletas venidos de distintos puntos, con predominio de madrileños.

Casi con los primeros rayos de sol, (de ese sol despiadado), carrera a pie, previa a la bici, con todos los triatletas llegando ya con una considerable sudada. No menos de 33º a primera hora y con el astro rey tímido aún.

Inmediatamente, una ruta en bici de cerca de 90 kms. en la que es inevitable parar a refrescarse y , como nosotros solemos decir, “tomarla”. Terminamos a casi 40º.

Paella a mediodía para recuperar y ya por la tarde, tras un sesteo a la sombra piscinera, nado en aguas abiertas en el embalse de Cazalegas, haciendo quiebros a la tormenta que nos hizo retrasar la sesión.

Gracias a todos por venir , como siempre ya sabéis que en Talavera tenéis vuestra casa y un buen grupo para entrenar.

Compartir: