Hoy domingo, epílogo para el I Talavera Training Camp, y de la mejor manera posible: buen día, aunque un tanto frío a primera hora y allá arriba en las montañas, pero todo sobre ruedas y nunca mejor dicho.

La ruta, Talavera- San Román- Castillo de Bayuela- Garciotún- Nuño Gómez, (ahhh aquellos campus….)- Pelahustán- Real de San Vicente- Pielago- Navamorcuende- Marrupe- Cervera- Talavera. Ahí es nada. Ruta por la selva mediterránea, por esos pueblos por los que aún , en los núcleos más recónditos de la comarca, se viaja en burro ó en mulos. Más de uno de los intengrantes del Campus lo atestiguarán, y sobre todo por la gran oportunidad de pedalear por rutas solitarias, sin coches, sin ruidos, escuchando tan solo los sonidos de los bosques. Impagable.
Con algo más de dos horas de ruta hemos parado en Pelahustán y a la salida del pueblo, con los dos grupos en ruta compactos, cualquiera diría que se trataba del pelotón de una gran vuelta por etapas. Hacía años que no pedaleaba en el seno de una serpiente multicolor así.

La ascensión y descenso del Pielago , mítico puerto de la Sierra de San Vicente, (que el año pasado sirviera de escenario para la gran batalla del Campeonato de España de fondo en carretera de ciclismo) , lo hicimos en modo libre, y ahí el grupo si saltó en mil pedazos y cada uno negoció de la mejor manera posible la ascensión por estas bellas laderas; en mi caso, dos series de 7′ a umbral con un breve descanso de 2′ pedaleando fácil.

Mención especial para las chicas del Campus, que nos han dado una soberana lección; Jenny, que aún con escasísimo entrenamiento ha sido la gran sorpresa para todos; Amaya, siempre con una sonrisa pese a las dificultades, y Sara, día a día a más, como siempre se espera de una gran fondista.
Y por supuesto todos los demás, que han teñido de color la Semana Santa talaverana que a partir de ahora no solo se conocerá por las torrijas y las procesiones, sino por el Training Camp de dorsalcero que tanto y tanto hemos disfrutado tanto organizadores como participantes.
Hasta la Semana Santa del 2010.
Compartir: