Me gustaría escribir acerca de esta inglesa que a todos nos sorprendió en Kona este año, a mi particularmente me impactó su manera de vencer en la Isla, siendo una casi perfecta desconocida.

Llegó como una atleta anónima y salió de la Big Island como uno de los grandes nombres de nuestro deporte.

Entrenada por uno de los grandes, Brett Sutton, controvertido entrenador australiano, que en verano monta su campo de entrenamiento en las montañas suizas. Bajo la férrea disciplina de este técnico, es conocida por sus compañeras de entrenamiento, (triatletas de nivel mundial como Belinda Granger, Rebecca Preston, Lisbeth Kristensen …) con el sobrenombre de Chrissie Chrissinator. Sutton, un enamorado del Ironman, (su verdadera pasión), destaca la enorme disciplina de la triatleta inglesa. Comenzó a entrenar con Sutton después de vencer en su grupo de edad en el Mundial de triatlon de Lausanne, destrozando a sus rivales en bici.

Años antes, Chrissie iniciaba su andadura deportiva, allá por el año 2002, corriendo el Marathon de Londres en 3h. 08′. Más tarde comenzó a montar en bici, sin embargo fue alcanzada por un coche. De repente, se vio a si misma incapacitada para correr ó montar en bici, así que comenzó a nadar para acelerar su recuparación. El triatlon parecía el siguiente paso lógico.

Posteriormente, pasa un año en Nepal, y allí comienza de nuevo a montar en bici. “Nada parece más difícil que intentar superar aquellas montañas sobre una bici”, bromeaba el día después de su victoria en Kona en la Awards Party. Sutton aseguraba en una entrevista que el tiempo pasado en el Nepal, a 5.000 metros de altura, la ayudó en la mejora de su metabolismo aeróbico.

Los meses de duro entrenamiento con el técnico australiano la llevaron a vencer en el Ironman de Korea y lo demás es historia… victoria en Hawaii con el mismo casco que lleva hace varios años, un Met gris igualito al que cualquier cadete podría llevar en nuestros triatlones con drafting… y ni siquiera una gorra para protegerse del sol abrasador en Big Island,para marcar un increible parcial de 2h. 59′ para los 42 kms.

Podemos imaginarnos lo que el futuro nos deparará de esta triatleta con solo dos IM en su historial? Chrissinator ha comenzado a escribir la leyenda.
Compartir: