En las últimas fechas vivimos en Talavera la fiebre del ciclismo con el final de etapa y la salida al día siguiente de la Vuelta a España. Son esas jornadas en las que todos los aficionados nos reencontramos en ese punto neurálgico del inicio de etapa, momentos en los cuales puedes observar más de cerca a los ciclistas, sus bicis, y por supuesto ver a tus amigos de la localidad y , como no, a otros que llegan de fuera.

La mañana del día 16 la pasé a primera hora con Antonio Alix en la piscina cubierta, donde compartimos una animada charla y él hizo algunos metros para quitarse el mono. Después con amigos y algunos de los chicos del triatlon a ver de cerca a las estrellas del pedal, como Cadel Evans, con el que nos pudimos fotografiar, un tío simpático el australiano pese a su gesto adusto, mucho más que algunas “estrellas” nacionales, menos accesibles y de trato más distante.

Pese a que las bicis que vi en la Vuelta llamaron mi atención, prefiero las específicas de tri que he visto justo esta semana… las Ceepo Katana y Viper , ciertamente, son cuadros muy exclusivos y de altísima calidad; se de algunos que ya lo están comprobando…
Compartir: