La noticia de la desarticulación de una nueva trama de dopaje nos dejó helados hace unos días. Una sacudida importante , a mi entender, una trama de la que se ha hablado muy poco, poquísimo, cuando precisamente la peculiaridad de la operación es la de haber descubierto a un gran número de deportistas aficionados presuntamente implicados. Puede alguien entenderlo? Sabremos algo más? Por qué tanto silencio?

 Mucha gente es desproporcionada en sus ambiciones. Deberíamos tan sólo pretender  aquello que podemos alcanzar con el esfuerzo puro. Necesitaríamos deportistas que sean capaces de situarse sólidamente en el puesto que les corresponda. Un deportista aficionado implicado en dopaje es un espectáculo deplorable.

Seguimos necesitando verdaderos deportistas, aficionados y profesionales,aquellos que puedan creer en valores esenciales y sean capaces de tener sueños auténticos. Mujeres y hombres que , parafraseando a Noel Clarasó  Lancen primero su corazón para que su caballo  salte el obstáculo. Muchos desfallecen ante el obstáculo y recurrirían a otros medios. Son los que no han lanzado primero el corazón.

Compartir: