Una vez terminada la temporada, (o recién iniciada), es tiempo de celebraciones.

El viernes noche nos juntamos en Talavera un buen grupo de corredores, veteranos la mayoría, algunos con casi 20 años siguiendo mis directrices y consejos en el campo del entrenamiento de la carrera… si bien 14 años celebrábamos de la constitución de un grupo de entrenamiento que desde entonces dirijo, en la cena-celebración estuvieron hombres y mujeres de la primera hora, cuando en Talavera aún no había pista de atletismo y entrenábamos, de noche, en un parque, ya fuera invierno ó verano, con mucho frío, ó tórrido calor ¡ Cuántos sacrificios, desvelos, buenos momentos, otros difíciles, amargos… y también felices vicisitudes!
A algunos la vida los ha llevado por otros derroteros, ya no entrenan , al menos no tanto como antes, pero quisieron estar presentes; otros son de vocación reciente, e incluso casi ahora inician su trayectoria como asiduos a la carrera a pie. Fue bonito recordar, en un improvisado “discurso” interrumpido por los apuntes de los presentes, anécdotas, historias, recuerdos… esos que jalonan ya , en mi caso, los más de 25 años de aerobismo.
Y ojalá sean muchos y muchos más.
Gracias a todos los que estuvisteis.
Compartir: