Y ya que estamos con el invierno y el rodillo, vamos a ver una forma productiva de dar contenido a una de nuestras sesiones invernales de trabajo. Con la base de un primer mes de entrenamiento,vamos dando pinceladas provechosas a nuestra preparación, y que mejor forma que hacerlo sobre un rodillo, controlando todos los parámetros.

Considero la utilización de un medidor de potencia para el rodillo, como la herramienta que añade el interés, variedad , motivación … necesarios y suficientes como para no hacerle ascos al potro de tortura.

Desde el primer momento, desde la primera pedalada, estás en las zonas propuestas, con la seguridad que el 100% del trabajo incide en algunas de las zonas “mejorables”.

Utilizo las siguientes zonas:

Zona 1: Aerobica leve

Zona 2. Aeróbica moderada

Zona 3: Aerobica activa

Zona 4: Umbral

Zona 5: supraumbral

Zona 6: anaeróbica

Zona 7: Potencia

Esta sesión de 1h. 15′ para una mañana de domingo que se preveía lluviosa y ventosa…

10′ Z1+ 20′, (1’Z2- 1’Z1)+ 20′ Z2 incluyendo 8X30” pedaleando con una pierna+ 20′,(30”Z6+1’30”Z1+2’Z2)+ 5′ Z1

Compartir: