Eso es lo que hace falta a casi todos los triatletas. Más piscina. Muchos triatletas,llegados desde la carrera a pie ó desde el ciclismo, evitan el agua en la medida de los “posible”, ya que se sienten extraños en este medio. Y es un error. Hacén más carrera ó más bici, pues es dónde se sienten más cómodos ó dónde más se divierten.

Hay que trabajar más en los puntos débiles hasta conseguir ser sólidos en las tres disciplinas. Es entonces cuando mejor entenderemos el “asunto triatlon” y comprenderemos mejor la verdadera dimensión de nuestro deporte.

Como muestra de este trabajo, unas imágenes de uno de los “clinics” que periodicamente organizo los sábados por la tarde en la piscina de mi ciudad, Talavera. Trabajo de técnica, nado específico de crol y trabajo orientado a lo que nos interesa… el triatlon. Hasta algunas salidas simulando la competición.

Difundir, enseñar… e inventar. Es lo que nos toca a los entrenadores de este deporte, en constante evolución.
Compartir: